DOLOR MENSTRUAL O DISMENORREA

MEJORA EL DOLOR MENSTRUAL CON MEDICINA TRADICIONAL CHINA

En Medicina china se definen distintos desequilibrios por los cuales una mujer padece dolor menstrual o dismenorrea, ya que es síntoma de que “algo no va bien” en nuestro organismo. Mediante la acupuntura, plantas chinas y una dieta acorde a la constitución y necesidades propias de cada mujer, se puede mejorar sustancialmente y disfrutar de una mejor calidad de vida.

Causas:

La dismenorrea puede darse como un dolor menstrual primario o sin causa aparente, el que sufren muchas mujeres desde el inicio de sus períodos.

Otra causa podría ser dismenorrea secundaria en mujeres de mayor edad y que puede ser  debida a enfermedades del aparato reproductor como endometriosis o enfermedad inflamatoria pélvica.

¿A qué se debe el dolor recurrente en cada periodo?

Desde la Medicina china investigamos por qué se produce el dolor a través del procedimiento diagnóstico. Éste consiste en una entrevista dónde se revisan hábitos, antecedentes, saber dónde se localiza el dolor, cuándo aparece (antes o durante la menstruación), qué tipo de dolor es (sordo, punzante…) etc. Sobre los datos obtenidos más la toma del pulso y observación de la lengua definimos el patrón o desequilibrio que está afectando a la paciente.

Podemos encontrar distintos patrones de desequilibrio causantes del dolor:

  • Estancamiento de la energía
  • Estancamiento de la sangre
  • Deficiencia de sangre
  • Exceso de frío o insuficiencia de yang
  • Calor en la sangre

Reequilibrar estos patrones será la función de la Medicina China, desbloqueando en el caso del estancamiento energético (debido a estrés, tensión emocional…). Movilizando la sangre y nutriéndola en los casos de estancamiento y deficiencia de sangre. Calentando el organismo en la insuficiencia de yang  y eliminando exceso de calor cuando éste afecta a la sangre.

El tratamiento consiste en la aplicación de acupuntura, moxibustión, dieta o plantas chinas según cada caso. Se establecerá un tratamiento de 5 sesiones, preferiblemente una vez por semana, en las que se valorarán los cambios y mejoras al ritmo de cada paciente. El tratamiento a su vez le ayudará a conocer mejor a su cuerpo y sus necesidades y así, a la larga, mantenerse en un estado de salud óptimo.

Recommended Posts