ASTENIA PRIMAVERAL

letargo

Astenia primaveral

Con la primavera empieza el ascenso de la energía yang tanto en la naturaleza como en el interior de nuestro cuerpo. Si nuestro organismo viene de un invierno en el que por alimentación inadecuada, toma de medicamentos, falta de ejercicio o estrés está debilitado, este ascenso de la energía que podemos ver en la naturaleza le superará y no podrá adaptarse al cambio. En primavera rige en la Medicina China el elemento o movimiento energético de la Madera que significa crecimiento y expansión y se relaciona con el hígado, ojos y tendones. Éstos serán los órganos y estructuras fundamentalmente afectadas en esta época produciendo cansancio, irritabilidad, conjuntivitis, contracturas, etc.

Algunos alimentos beneficiosos que ayudan a drenar y desbloquear el hígado son las verduras de hoja verde, los germinados como los brotes de soja o alfalfa y los cereales integrales. Podemos introducir también un poco de sabor ácido para estimular el hígado con condimentos como el limón o vinagre ecológico. También ayudan a drenarlo infusiones como el diente de león o cardo mariano. Evitar una alimentación con exceso de carnes, embutidos, café y alcohol, alimentos demasiado calientes y que contraen la energía y no facilitan su libre circulación acumulándose en la parte alta de nuestro organismo y produciendo la sintomatología antes citada.

El ejercicio, los estiramientos y el Qi Gong flexibilizarán tendones y facilitarán el movimiento de la energía. El contacto con la naturaleza en este momento de expansión y apertura nos ayudará a sintonizar con la energía de esta estación.

La acupuntura será también un buen aliado en regular, aumentar y desbloquear la energía de nuestro cuerpo y así facilitarle la adaptación al cambio.

Recommended Posts